Los básicos en una pañalera

Esta se convertirá en el accesorio más importante desde el nacimiento de tu bebé hasta por lo menos su segundo año de vida. Cuando salgas, cuando viajes, a donde quiera que vayas más vale que la lleves contigo.  He aquí una lista de lo que no te puede faltar en ella, anota bien los básicos en una pañalera:

– Pañales: procura siempre llevar 4 o 5, aún cuando vayas a salir por corto tiempo. Nunca sabes si le dará diarrea u orinará más de lo normal.

– Toallitas húmedas: no sólo sirven para las pompitas, sino para sus manos (y las tuyas) y quizás para limpiar algún sitio en donde vayas a recargar a tu bebé.

– Talco: algunos doctores dicen que no es muy recomendable ya que ciertos productos pueden tapar los poros de su piel, y que lo mejor es esperar un par de minutos a que se oree y se seque. Pero llévalo contigo de cualquier manera, por si andas de prisa y para que huela mejor.

– Pomada: Contra las rozaduras.

– Manteles / mantas para cambiar: estos sensacionales artefactos con un lado plastificado y el otro suave como algodón, especiales para acostar al bebé sobre ellos y después desecharlos. Si no los consigues, un simple trapito (como una jerga) es ideal para cambiar al bebé en algún baño público que no tenga mesa para cambiar y que forzosamente tengas que utilizar el piso.

– Juguetes: para entretenerlo donde ”le agarre” el mal humor, con un par es más que suficiente.

– Galletas: también para entretenerlo, muchos te dirán que como contienen azúcar no son buenas, pero muy de vez en cuando no harán daño. Tu bebé (si es de más de 6 meses) las adorará y son tan suaves que se deshacen fácilmente en su boca sin atragantarse. Otra alternativa son las frituras suaves de harina de maíz, sin sal, sin azúcar, sin grasa, sin conservadores, que venden especialmente para bebés y niños pequeños

– Agua: Si el bebé ya toma agua en vaso especial, notarás que cuando salen le dará mucha sed (esto para los mayores de 6 meses), mamila con fórmula (en caso de que no amamantes). Aunque creas que comió bien antes de salir, no está de más llevar una de emergencia. ¡En cualquier cafetería o restaurante puedes agregarle el agua tibia y ya está!

Cambio de ropa: completo (pantalones, camiseta, calcetines, gorro, chamarra ligera). Por si se moja, por si se ensucia de más, por si hace frío…

– Cobija: Recuerda que cuando se duerme su temperatura baja ligeramente, así que no olvides una ligera que no te quite mucho espacio, pero que sea de algún material suave y calientito.

Rollo de papel higiénico y/o pañuelos: no te imaginas de cuantos desastres te pueden salvar.

Alcohol en gel: ¡Obligatorio! No siempre tendrás oportunidad ni lugar para lavar apropiadamente tus manos antes de alimentarlo o tocarlo, así que usa el alcohol en gel. Incluso puedes usar un poco para sus manitas y para el pedazo de mesa que le toca (en caso de que ya lo sientes en periquera y para mayores de 6 meses).

– Bloqueador solar: por si sales muchas horas en un día soleado.

En general es muy práctico guardar tus cosas en un compartimiento de la pañalera (lentes, llaves, teléfono, cartera, etc.). Llevarás tantas cosas y pesará bastante, como para que lleves además una bolsa extra para cosas personales.

  • Encuentra las mejores pañaleras aquí.
Tags

Te recomendamos leer